top of page

Mafe Carrascal en Bajar la guardia


MAFE CARRASCAL, MIEMBRO DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES DE COLOMBIA

“En Colombia se está dando un golpe blando”.

“Gustavo Petro fue uno de los primeros líderes víctima del lawfare en la región”.

“Nuestro proyecto de Reforma Laboral implica traspasar, eliminar y superar el modelo neoliberal en Colombia”.

“Nunca en la historia de Colombia se había traído a discutir a la mesa a los trabajadores y trabajadoras para una reforma como esta”.

“A las mujeres nos ponen en el escenario de tener siempre que demostrar”.

Sobre el gobierno de Gustavo Petro

Lo que está pasando en Colombia es digno de ser admirado, apoyado y defendido. Nos estamos dando una batalla muy importante por la dignificación de las y los colombianos, en la salud, en lo laboral y en otras dimensiones.


Como lo ha dicho nuestro presidente Gustavo Petro, hay que desarrollar el verdadero capitalismo. Esto es lo que nosotros queremos y no todo lo contrario, como instalar narrativas del miedo. Los indicadores dicen todo lo contrario: están mejorando las tasas de desempleo y de ocupación, ha mejorado la inversión llegando a récords importantísimos. Estamos mostrando que las cosas se pueden hacer de manera diferente y que se puede poner en el centro a la vida y las personas para que realmente sea una potencia mundial de la vida.

Sobre la Reforma Laboral

Nunca en la historia de Colombia se había traído a discutir a la mesa a los trabajadores y trabajadoras para una reforma como esta. Todas las reformas que se han hecho desde que el código sustantivo fue creado en 1956 y de que Colombia entró a la OIT como miembro fundador, han sido negociadas entre el gobierno de turno, lo que han sido gobiernos de derecha y los empresarios, y les han quitado derechos ya adquiridos que eran conquistas de las y los trabajadores, como el de la huelga, el de la negociación colectiva, que hoy queremos devolverlos.


Nuestro proyecto de Reforma Laboral es el más estructural de todos. Porque la reforma de la salud y la pensional son reformas que tenemos que hacer pero que así como los sistemas como están planteados actualmente se están acabando solitos. Estas reformas son fundamentales no sólo en términos de justicia sino también respecto a la eficiencia económica. Nos ocupa cómo hacer para que el anciano que puede pensionarse pueda comprar en el negocio de la esquina y así motorizar la economía. La reforma laboral para nosotros implica traspasar, eliminar y superar el modelo neoliberal en Colombia.


El corazón de la reforma y lo que yo tengo que proteger como coordinadora, como trabajadora y como militante de este proyecto, son dos ejes principales: la estabilidad laboral y los derechos colectivos.


Buscamos que las y los trabajadores recuperen derechos que les quitaron como el poder de compra y la precarización de sus salarios. La 789, que fue la que hizo Uribe en el 2002, determinó que la noche ya no empezaba a las 6 de la tarde, sino que comenzaba a las 10 de la noche, eliminando los recargos nocturnos de esas horas, y sabiendo también que una persona no trabaja ni produce de la misma manera en el dia que en la noche. Esto se traduce en una pérdida de salario importante. También queremos que se recupere la importancia del descanso y del ocio, del tiempo que deben tener las trabajadoras y trabajadores con sus familias. Las personas que tienen a su cargo tareas de cuidado, que son mayormente mujeres, necesitan pasar tiempo con sus hijos. Esto también significa cuidar los derechos de las niñas, los niños y las adolescencias.


Esta reforma se archivó porque desde la oposición hicieron una operación tortuga, no se armaba quórum ni iban a trabajar a la comisión cuando la tenemos consensuada en más de un 80%, junto con la oposición, con los partidos, los gremios y la academia, aunque digan lo contrario.


Sobre lawfare y el poder mediático

Hay un golpe blando, como lo viene diciendo Gustavo Petro y como lo venía denunciando en diferentes escenarios internacionales. Se están usando los medios de comunicación y el órgano judicial, como lo venimos viendo en América Latina desde hace mucho tiempo.


Gustavo Petro fue uno de los primeros líderes víctima del lawfare en la región, que determinó y dejó jurisprudencia en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Eso ha generado la posibilidad de cuidar a los funcionarios en este país, pero sin embargo así y todo lo siguen haciendo. El poder mediático y el judicial continúan actuando de la misma manera.


Por ejemplo, como coordinadora de la reforma pasé la última semana de un ataque tras otro ataque por parte de los medios de comunicación. Realizaron operaciones mediáticas para deslegitimar mi voz, con acusaciones machistas y ejerciendo la violencia política porque el debate profundo es la reforma.


La oposición busca generar pánico económico cuando los indicadores dan bien. Los salarios mínimos y la moneda han ganado valor y se han hecho medidas importantes para bajar el precio de los alimentos. Cuando la oposición plantea el pánico económico, las y los trabajadores que viven de su salario se retraen y no gastan.


De todas formas pienso que la gente sí está con nosotros.


Sobre las mujeres en la política

No es nada fácil ocupar estos roles siendo mujeres, porque a las mujeres siempre nos ponen en el escenario de tener que demostrar. En el escenario de pensar que que si es joven, es bonita, si es de izquierda sobre todo, tienen que hablar más duro que nosotras.


Yo soy la única coordinadora de la Reforma Laboral en la Cámara de Representantes y tengo que coordinar nueve personas de las cuales solamente tres somos mujeres. Eso es un reto muy grande porque son políticos con maneras distintas de hacer la política pero en su mayoría que no son de nuestros sectores y que ven el liderazgo de las mujeres como “ah! si me está poniendo límites, si me habla un poco más duro, si alza la voz, si no exige, es que pelea y es conflictiva”.


Sobre su infancia e interés en la política

Me iba muy bien en el colegio y sin hacer mucho esfuerzo. Era una estudiante aplicada pero a veces indisciplinada, tenía un poco de las dos, porque a mí me enseñaron en mi casa a cuestionarlo todo. Sin embargo eso no quiere decir que no haya tenido disciplina.


A un año de la partida de mi papá recuerdo la enseñanza de poder poner límites, poder tomar decisiones y vivir la vida en cada etapa, aprendí que hay momentos para todo y que no hay que apresurarse.


De niña quería ser médica, y siempre tuve un lado artístico y también vinculado al deporte porque mi papá fue futbolista. Siempre había sido promotora de causas, activista y creo que el arte da una sensibilidad muy particular para movilizar conciencias.


Yo estudiaba Diseño Gráfico y unos tíos me dijeron de estudiar diseño de interiores, incluso me llegaron a ofrecer pagarme la carrera y mi papá me dijo que no. En ese momento yo me estaba inclinando a las Ciencias Sociales porque desde muy pequeña escuchaba a mi papá y su trabajo realizado en el ámbito sindical.


Una pregunta, una palabra

Un país para escaparte de vacaciones en América Latina: Argentina

Un jugador de fútbol: Maradona

Una comida colombiana: mote

Estereotipo de colombiano que más te fastidia: ninguno, los seremos humanos tenemos muchos matices más allá de la nacionalidad

Leer la prensa a primera hora o al final del día: desde la primera hora

Gustavo Petro: valentía

Francia Márquez: dignidad

Álvaro Uribe: cinismo

Cristina Fernández de Kirchner: Ufff, esa fue espectacular, otro nivel

Semana: Uff para abajo. Semala

Colombia: oportunidad

Una palabra para La Pizarra: dignidad




Comments


bottom of page